divendres, 11 de febrer de 2011

Este año morirán de cáncer casi 1,3 millones de personas en Europa


Un científico investiga en el Centro Estatal de Cancerología de León. Imagen: SINC


Gracias a modelos matemáticos, una nueva investigación predice por primera vez las cifras de muertes por cáncer en todo el continente: este año fallecerán casi 1,3 millones de personas, lo que supone un aumento con respecto a las muertes ocurridas en 2007 (1.256.000, los últimos datos disponibles). Conocer estas cifras puede ayudar a planificar mejor contra la enfermedad.

1.281.466 personas morirán de cáncer en toda Europa a lo largo de 2011, según una proyección publicada este miércoles en la revista Annals of Oncology por un equipo de investigadores europeos que ha desarrollado el primer modelo matemático para adelantarse a las cifras de la enfermedad, que suelen tardar en ser recopiladas.

En total, se trataría de un poco más de las 1.256.001 personas que murieron de esta enfermedad en 2007, el último dato fiable del que se dispone. La proyección supone un descenso general de los fallecimientos tanto en el caso de mujeres (6% ), como en el de hombres (7%) respecto a ese año.

El estudio liderado por el profesor Carlo La Vecchia del Departamento de Medicina del Instituto Mario Negri de la Universidad de Milán y el profesor Fabio Levi, jefe de la unidad de Epidemiología del Cáncer del Instituto de Medicina Preventiva en la Universidad de Lausana (Suiza) tomó como punto de partida los datos generales disponibles en el total de los 27 países de la Unión Europea, más los individuales de los seis países más poblados: Francia, Alemania, Italia, Polonia, España y el Reino Unido.

Los resultados, obtenidos a partir de proyecciones efectuadas en base a datos desde 1970 a los últimos de 2007, dibujan el mapa europeo del cáncer y pronostican que 1.281.466 personas morirían en el continente en 2011. De ellas 721.252 serán hombres, frente a las 560.184 mujeres.

Cuando las cifras se comparan con los índices mundiales se obtiene que 142,8 hombres morirán por cada 100.000 personas en 2011, frente a los 153,8 en 2007 (un 7% menos) y 85,3 mujeres por cada 100.000 personas sucumbirán serán víctimas de la enfermedad frente a las 90,7 de 2007 (lo que supone un descenso de 6%).

Si se cumplen las previsiones, Polonia será el país de la UE donde más víctimas, tanto masculinas como femeninas, se cobre la enfermedad. El cáncer de pulmón sigue siendo el más peligroso para los hombres: 182.080 morirán por esta razón en 2011, es decir, un cuarto de todas las muertes masculinas por cáncer previstas en el continente. Sin embargo, este tipo de cáncer aumenta entre las mujeres en todos los países de la Unión Europea excepto en Reino Unido, dónde ya es muy alto y constituye la principal causa de muerte entre las féminas, como ocurre en Polonia. En ambos países el pulmón adelanta en 2011 al cáncer de pecho en mortalidad.

España registra las menores tasas

España posee las menores tasas de cáncer de pecho y de pulmón en mujeres. Además se observa una caída en la mortalidad para la mayoría de los cánceres más letales: el de estómago, colorrectal, pecho, útero, próstata y las leucemias (además del de pulmón para hombres) seguirán descendiendo en 2011. Asimismo, la tendencia del aumento de cáncer de páncreas observado en mujeres en 2004 se estabiliza.

Los datos se mantienen más o menos constantes respecto a 2007 y muestran un descenso en los riesgos de desarrollar y morir de cáncer en la mayoría de los países de la Unión Europea. Esto se debe principalmente al descenso del cáncer de pulmón en hombres ya que muchos de ellos dejaron de fumar en muchos países de la UE y también debido al mejor tratamiento disponible de los cánceres más comunes, como el de pecho, pancreático o colorrectal “, explica a SINC el profesor La Vecchia.

Para La Vecchia la razón del preocupante aumento del cáncer de pulmón en todos los países europeos, excepto en Reino Unido y Polonia -donde las tasas se han estabilizado pero son mucho más altas- tiene un claro culpable: “Mientras que en Reino Unido las mujeres comenzaron a fumar a final de la Segunda Guerra Mundial, en el resto de Europa lo hicieron a comienzo de los años 70 y ahora estamos comenzando a ver las consecuencias que eso tiene en las personas que desarrollan cáncer”, señala. La tasa de mortalidad de la enfermedad confirma una tendencia a la baja iniciada en los 80, pero eso no se traduce en un menor número de muertes.

A pesar de la tendencia favorable en la tasa de muertes en Europa, el número de muertes continúa siendo estable, debido al envejecimiento de la población. Tenemos una población cada vez más numerosa y más vieja, más expuesta a la enfermedad, pero las muertes son las mismas, no descienden, lo que significa que el riesgo de morir es menor”, explica el investigador. “Nuestro estudio muestra que existe un hueco persistente en la mortalidad de cáncer entre los países del centro y del Este de Europa y esto continuará en el futuro. Los países del Este pueden mejorar el tratamiento de algunos cánceres comunes”, concluye.

La proyección de muertes para este año, método que se utiliza en países como Estados Unidos, puede ayudar a los países a planificar sus políticas de prevención, asignación de recursos y tratamiento de la enfermedad, adelantándose en varios años a la cifra oficial de datos y ofreciendo una herramienta para atajar mejor las causas de la enfermedad.


És un tema que parlarem a classe, cuan donavem el tema 4, en les grafiques de les causes de les principals mort.

I m'ha cridat l'atenció que tinguem aquest tipus de técniques i les previsions de que baixen les taxes.

1 comentari:

  1. Sembla que es confirma la relació causa-efecte entre el tabac i el cancer. Els estudis estadístics com el que has aportat així ho mostren clarament.
    Molt interessant.

    ResponElimina