dimarts, 1 de desembre de 2015

¡Rompan copas!

En la vida cotidiana existen multitud de fenómenos que tienen que ver con la llamada Resonancia. Seguro que todos habéis visto como al frotar los dedos húmedos por el borde de un vaso, se emite un asombroso sonido a la vez que el vaso vibra, o también cómo una soprano rompe una copa de cristal cantando, o cómo la lavadora de tu casa intenta emanciparse durante el centrifugado. 


Cada objeto tiene su propia frecuencia (frecuencia natural). Se dice que un objeto ha entrado en resonancia cuando se hace vibrar a esta frecuencia. Pudiendo ser la vibración tan fuerte que el propio objeto se rompa. Cuando una soprano rompe una copa con su voz, lo que está haciendo es cantar a la frecuencia propia del cristal (de las copas). 

Pues lo mismo ocurre al frotar los vasos (y eso explica que se puedan llegar a romper) y con las lavadoras. Aunque las modernas han resuelto el problema, las antiguas tenían un defecto y, precisamente, era que durante el centrifugado la frecuencia de giro del tambor superaba a la frecuencia natural de la lavadora. Antaño, se solucionaba colocando peso encima de la lavadora puesto que al aumentar la masa aumentaba su frecuencia natural (ésta depende, entre otros factores, de la masa del objeto) haciendo más difícil que el giro del tambor la superase. El fenómeno de la resonancia tiene otras aplicaciones. Cuando se lanza un satélite se cuida de que su frecuencia natural no se corresponda con la propia del cohete, ya que podría ocurrir que éste se rompiera. También se dice que los nazis tocaban el “Rompan Filas” antes de atravesar un puente para que la frecuencia de paso de los soldados no coincidiera con la del puente y se derrumbara.

Aquí puedes ver un vídeo que explica muy bien el fenómeno de la resonancia en los vasos de cristal:

http://www.destejiendoelmundo.net/2011/09/rompan-copas.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada