dilluns, 30 de novembre de 2015

Las órbitas estables

Hola compañer@s hoy quería añadir al blog una interesante aportación, que nos explica como los planetas y el sol interactúan entre sí manteniéndose estables. 


Por ejemplo la Tierra se mantienen siempre dentro de su órbita. Esto se debe a que cada vez que el sol  atrae a la Tierra, ésta acelera también gracias a la fuerza de atracción del sol. Eso hace que la Tierra se aleje del sol, y cuando está lo suficientemente lejos, la Tierra pierde velocidad y el sol vuelve a atraerla y vuelve a empezar el ciclo. Y lo mismo ocurre con el resto de planetas.

Con los satélites artificiales no ocurre esto, porque debido a la fricción van perdiendo velocidad y son atraídos poco a poco por la Tierra y mientras pasan de una órbita estable a otra hasta que terminan impactando. 



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada