dimecres, 10 de juny de 2009

Una estrella bastante extraña


La estrella supergigante roja Betelgeuse, la novena más brillante del firmamento, ha menguado en los últimos 15 años, sin que los científicos sepan muy bien por qué, según investigadores de la universidad estadounidense de Berkeley.

El seguimiento realizado a la estrella durante 15 años con el interferómetro espacial infrarrojo (ISI) que Berkeley tiene sobre el monte Wilson en el sur de California indica que Betelgeuse, que es tan grande que en nuestro sistema solar se extendería hasta la órbita de Júpiter, ha sufrido una reducción del 15% en su diámetro desde 1993.

"Observar este cambio resulta asombroso", según el profesor emérito de física Charles Townes, de Berkeley, quien junto con su colega Edward Wishnow publica el descubrimiento en el último número de "The Astrophysical Journal Letters".

Los resultados del estudio serán debatidos esta semana en la reunión que celebra en Pasadena (California) la Sociedad Astronómica Americana.

"No sabemos por qué la estrella encoge", señaló Wishnow, quien afirmó que pese a ello no ha disminuido de forma significativa la luminosidad de Betelgeuse.

Según el físico, "aún ignoramos muchas cosas sobre las estrellas, incluyendo lo que ocurre cuando las gigantes rojas se acercan al término de su vida".

Los astrofísicos han predicho que Betelgeuse se transformará en una supernova de tipo II y explotará al final de su vida.

Betelgeuse fue la primera estrella en ser medida y aún hoy es una de las pocas que aparece como un disco y no un mero punto de luz a través del telescopio Hubble.

Townes, quien cumplirá 94 años en julio, piensa continuar el seguimiento de Betelgeuse con la esperanza de hallar una pauta que explique su reducción de tamaño.

Para saber más sobre esta estrella hay que decir que: Betelgeuse se encuentra a 640 años luz y su diámetro es de unas 5,5 unidades astronómicas, o unas cinco veces la distancia media entre la Tierra y el Sol.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada