diumenge, 4 de març de 2012

Nanopartículas magnéticas contra el cáncer

Para evitar los efectos secundarios de los tratamientos actuales contra el cáncer, el grupo del Centro Nacional de Biotecnología , ha desarrollado unas nanopartículas magnéticas que contienen interferón. Dirigidas con unos imanes a la zona del tumor, son capaces de eliminar las células cancerígenas sin apenas afectar al tejido sano.

En esta imagen se puede apreciar prefectamennte los efectos que realizan las nanopartículas magnéticas sobre las células cancerígenas: 
Nanopartículas en el interior de las células tumorales.

Los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer se deben esencialmente a que tanto la radioterapia como la quimioterapia atacan por igual a las células cancerígenas y a las sanas.Y provocan una gran cantidad de efectos secundarios indeseables.
De ahí que los científicos estén interesados en potenciar el sistema inmunitario del paciente para que luche exclusivamente contra las células tumorales. “la inmunoterapia antitumoral ha adquirido una gran relevancia en la investigación biomédica”.
Entre los componentes del sistema inmune más prometedores para este nuevo tipo de tratamiento se encuentran las citoquinas, unas proteínas capaces de regular la actividad de las células del sistema inmunitario. Entre ellas, encontramos al llamado interferón gamma, el cual es impide el desarrollo de las células tumorales, al favorecer su detección y posterior eliminación por parte del propio sistema inmunitario del paciente. Eso sí, el principal problema para usarlo es que los médicos todavía no son capaces de conseguir que llegue en cantidades suficientes a la zona en la que se encuentra el tumor sin que sea tóxico para el resto del organismo.
 En el Instituto de Ciencia de Materiales del CSIC han elaborado unas nanopartículas magnéticas de magnetita que mediante la aplicación de un imán se pueden localizar donde al investigador le interese. Al ser posible dirigirlas a la zona concreta donde se encuentra el tumor e incluir interferón en su superficie, son un nuevo fármaco bastante prometedor.
Con el uso de esta nueva técnica se podra reducir el tamaño de ciertos tumores y al mismo tiempo evitar los efectos secundarios.
En conclusión, esta técnica podrá ser de gran utilización para el tratamiento de tumores e incluso, en el tratamiento de cualquier otro tipo de enfermedad y por supuesto, sin la generación de efectos secundarios.
En mi opinión, creo que es un gran avance de la medicina, utilizando nanopartículas magnéticas para la eliminación de ciertos tumores sin la provocación de efectos secundarios, y así salvar o por lo menos alargar la vida de muchos ciudadanos que contienen estos tumores cancerígenos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada